lunes, 16 de junio de 2014

Agonía


Tomaré mi vaso
y la leche de mis labios limpiaré,
mis sueños esperan
en el mundo interno;
aquél donde jugaba de pequeño,
donde soñaba siendo reflejo
de mis emociones infantiles,
de mis pasiones juveniles
y un poco más en años nuevos

Dejaré una luz

que me defienda de las sombras,
que no se extinga;
de pronto me asusta el fin,
ver la cera consumida
y los olores a nardos.

Necesito a mi madre,

quisiera ver a mi padre
y mi familia lejana,
si pudieran acompañarme,
porque moriré solo
en un lecho frío
que huele a cementerio.

Quisiera un vaso de vino

aquél que me prometiste
cuando te recibí en mi camino



Jorge López García

"El Malevólico"





2 comentarios:

  1. Es un placer seguir tus trabajos... Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Muchacho pero que manera de escribir........................felicidades!!!!!..........y besitos!!!!!!

    ResponderEliminar